Adhiérase    Facebook Twitter Google Plus Pinterest Mail

MOCICA

Unidos y Libres

Sumario

I. Una solución adecuada

Sin dinero: hacia una armonía generalizada

El buen contexto

Nuestro acondicionamiento se remonta mucho antes del nacimiento de cada uno de nosotros y es difícil para nosotros imaginar de entrada las consecuencias que tendrá la caída del sistema monetario sobre nuestro comportamiento humano. Sin excepción, ellas todas serán extremadamente beneficiosas como les vamos a mostrar.

Ante todo, este cambio de paradigma borrará el espíritu de competitividad y las ganas de dominación, no se permitirá a nadie hacer presión sobre cualquier persona, ni suscitar envidia material.

Ya no tendremos el estrés de las obligaciones, de las deudas, de los rendimientos y de los conflictos que resultan de ello. Así, nuestro espíritu quedará más libre y abierto hacia los otros.

Además, nuestro comportamiento está ligado de manera intrínseca a la imagen que mostramos a los otros porque queremos seducir o suscitar consideración. Sin el sistema monetario el fondo de nuestra personalidad se abre porque ya no se puede esconder nada con la lógica que impone un sistema como el del dinero. Nadie sufrirá el paro ni aguantará un sistema que no le deja donde escoger. Nuestros actos y « no actos » revelarán nuestra verdadera personalidad, y eso, delante de todo nuestro alrededor.

Eso es un punto fundamental : nuestra visión del mundo y de los otros ya no será orientada hacia el « Tener » sino el « Ser ». Esa mirada nueva no necesitará ningún trabajo sobre nosotros mismos puesto que será una consecuencia feliz e inevitable de este cambio. Un punto de vista como éste es un beneficio magistral para nuestras relaciones sociales, a un grado que todavía es difícil imaginar hoy en día, por la mayoría de nosotros.

El temperamento profundo del Hombre es ser feliz, dar sentido a su vida, tener un círculo social que permite sentirse realizado, vivir una vida bonita y palpitante. Por eso, el Hombre necesita previamente posibilidades.

En un mundo en el que eso no depende de medios financieros sino más bien del hecho de conceder una libertad total y su factibilidad a todos, nadie puede quedarse en casa sin hacer nada durante mucho tiempo. Al contrario, cada uno se dirigirá de si mismo hacia proyectos bonitos, personales que a menudo serán ligados al Grupo puesto que somos seres profundamente sociales.

¿Por qué ser libre de todo (excepto atentar contra el indivíduo) nos empujaría hacia un mundo caótico o peligroso? ¿Por qué presagiar entonces que la única certidumbre que tenemos es que el sistema actual es espantoso, caótico y amenazante ? Tener límites y ser cuidados no nos proteja de nada, es justo una necesidad generada por el sistema, el único responsable de nuestras necesidades.

No hay ninguna necesidad de extintor cuando no hay incendio.

El fin del acondicionamiento

Si nos imaginamos en un mundo sin dinero, proyectamos sin razón un argumento inestable y caótico, luego amenazante. Observando de día en día a través de los medias hasta qué punto el Hombre puede ser violento y egoísta, nos imaginamos un desastre completo si, además, sería libre. Ese error de proyección sólo es el reflejo de nuestro profundo acondicionamiento.

Cuanto más un animal está encerrado en una jaula estrecha, más es agresivo, no por su temperamento sino por su condición de existencia. Cuanto más el hombre está encerrado en el sistema, más resiste, más es violento, individualista, agresivo, destructor. Comprobamos bien que las personas que tienen más posibilidades financieras y por supuesto, más libertad de exitencia son mas tranquilas e integradas en la sociedad que los otros, más aún cuando se consideran como libres.

La violencia y el individualismo son generados proporcionalmente al encerramiento del individuo por nuestro sistema.

La libertad es una condición ineludible al apaciguamiento y al lazo social, su falta se vuelve en terreno propicio a la agresividad y al conflicto.

El Ego : regulador del ser humano en el Mundo Libre

Hoy en día, numerosos son los que no pueden trabajar y sentirse útiles. Pero, nadie puede ser feliz diciendo « no sirvo para nada ». Es un elemento básico para la plenitud, lo que no existiría sin el Ego.

Nuestro sistema actual permite una multitud de manera de sentirse útil sin tener la necesidad de traer beneficios reales a la Vida : cuando somos contribuyentes del sistema financiario y de todas sus numerosas derivas. En el mundo libre de mañana, la sola posibilidad de sentirse útil será ayudar a los otros y a la vida en nuestro Planeta. En un mundo tal como éste, no existirá ninguna actividad que permitirá sentirse útil sin tener un efecto benéfico para los Hombres o la Naturaleza, es decir : para la Vida.

Vivir sólo para sí mismo no daría más ese sentimiento de utilidad que de posibilidades de establecer un círculo social. Además de la conservación de todos los actores esenciales de nuestras vidas ( agricultores, labradores, artesanos, personales sanitarios, investigadores, el cuerpo docente, servicios sociales de todo tipo, etc), vamos a disfrutar de una mano de obra voluntaria masiva.

Para satisfacer su Ego, el altruismo será una condición necesaria y natural del Hombre, estimada por todos y realizable a medida del deseo

En el mundo materialista que conocemos, el suceso está achacado al éxito financiero, a la adquisición de bienes materiales, al sitio ocupado en la jerarquía, al poder y a la popularidad. En el mundo del Ser, sólo puede estar ligado a la popularidad. El Ego sólo será valorizado en compensación de nuestras cualidades humanas sin ningún otro camino posible.

El Ego no tiene ni forma ni aspecto que sea definido de antemano. No es más egoísta que generoso. Sólo obedece a una ley : ser valorizado. Para tener la impresión inprescindible de sentirse útil, el Ego buscará la estima de sí mismo por el medio ineludible del altruismo . De la misma manera, buscará su reflejo en la mirada del otro porque la popularidad sólo existirá por el don de sí mismo.

Encontrar una utilidad en la sociedad es imprescindible para dar sentido a nuestra existencia. El papel de cada uno forma parte integrante de su identidad, por eso, siempre se lo buscará. Es lo necesario para el equilibrio y la felicidad de todo ser humano. ¿Por qué privarse de ello cuando nada nos puede impedir a hacerlo?

La necesidad del mundo Libre

Para permitir una evolución natural y óptima de la sociedad, no necesitamos ningún sistema corporativo, dogma o otra autoridad « superior » para validar lo que es bueno para nosotros y lo que no lo es. Lo benéfico para la sociedad provocará naturalemente el entusiasmo, y lo que no es benéfico también desaparecerá naturalmente. Nada menos fácil que eso.

El boca en boca y las redes de informaciones son suficientemente amplios para que cada uno sepa adónde dirigirse en función de las necesidades. Y podremos estar seguros de tener servicios de cualidad gracias al Ego también. Una vez que la motivación de los beneficios estará apartada, será el motor de un profesionalismo deseado. Nadie desea sentirse inútil o incompetente en su competencia. Buscaremos naturalmente una utilidad, un reconocimiento, una notoriedad, una buena fama para valorizar nuestro Ego y encontrar nuestro sitio entre los otros.

Podemos fiarnos en nuestras elecciones individuales porque son simplemente las mejores. Nadie puede pretender saber mejor que otro lo que es bien para sí mismo. No necesitamos ningún requisito previo universitario ni ningún otro consentimiento que el de nuestra consciencia individual para hacer las buenas elecciones, las mejores para decirlo así.

Somos más o menos 7 mil millones de individuos en la Tierra, y casi tanto en estar convencidos de saber cuál es el buen sistema para todos. Sin embargo, sólo uno puede convenir a todo el mundo. En suma, somos 7 mil millones en persistir en el error de nuestras convicciones.

Para evolucionar hacia el buen sentido, podemos contar con el sólo y único sistema que puede ser conveniente para todo el mundo y que es, de lejos, el más óptimo. Es el sistema con el que la Naturaleza siempre ha funcionado : la puesta a prueba del Mundo Libre.

Seguiremos el buen camino – porque existe aunque parezca imposible – experimentando y proponiendo como cada uno lo desea, sus principios y convicciones, sin nunca imponerlos a los otros. Todo debe funcionar con entendimiento mutuo entre las partes correspondientes, sin tener que esperar la aprobación ajena.

Más allá de los errores de masas impuestos por los corporatismos políticos, académicos, ideológicos, dogmáticos, que son de manera sistemática totalitarios y auto proclamados detentores de un saber superior, además ésos nos impiden pensar por nosotros mismos.

Poniendo cada uno a prueba sus propias ideoligías, creencias y convicciones por la experiencia personal e individual, volveremos a encontrar un sistema de evolución « biológica » : la selección natural de lo que es bueno para el Hombre por la experiencia de sus propias elecciones.

Un sistema tal como éste sólo trae ventajas, y son numerosas : libertad de pensar, de actuar, evolución de la consciencia induvidual por la experiencia, mejoría de la responsabilidad societaria, optimización de la estructura de la sociedad, serenidad en un ambiente social, facilidad y armonía para nuestra evolución general. Por fin, tomando la costumbre de pensar y analizar por nosotros mismos, sin presiones exteriores, nos protegeremos de todo tipo de adoctrinamiento posible, y eso, de manera definitiva.

El mito del pánico

Una vez cogidos en el acontecimiento, los Hombres no se asustan más. Sólo lo desconocido espanta a los Hombres
Antoine de Saint-Exupéry

Los estudios sociológicos que se refieren en acontecimientos que nos parecerían inducir el pánico nos señalan en realidad todo lo contrario. En el momento de acontecimientos extremos tales como los desastres naturales o los ataques terroristas, ellos concluyen claramente que la solidaridad, la disciplina y la calma se lo llevan sobre el egoísmo, el pillaje y el pánico.

Durante toda la historia de nuestras investigaciones, refiriéndose en más de 700 casos, yo estaría muy molesto en citar (....) siquiera algunas manifestaciones marginales que dependan del pánico
Enrico Quarantelli
Cofundador del Centro de investigación sobre las Catástrofes

Si esta inteligencia innata del comportamiento es válida en caso de acontecimientos imprevistos, sufridos y horrorosos, es tanto más previsible para circunstancias que dependen de una elección anticipada, deseada y que no suponen ningún daño material ni humano.

II. Proyecto MOCICA

Les vamos a explicar con detalle el proyecto MOCICA cuyo descriptivo está reducido de manera voluntaria a lo necesario. Su eficacia procederá de su sencillez y de su tacto.

El proyecto se desarrolla en 3 etapas lógicas, sencillas, eficaces y tranquilizadoras.

Lógicas, porque siguen un desarrollo óptimo y coherente cronológicamente, tomando en cuenta la situación actual hacia un objetivo común más allá de las culturas y de las fronteras y éso, considerando únicamente nuestras posibilidades disponibles hoy en día.

Sencillas, porque no exigen ninguna proeza ni esfuerzo grande e individual, y no nos encontraremos en una situación indeseable o peligrosa.

Eficaces, porque con su sencillez y su legalidad, es imposible refrenar la acción de uno de sus miembros, lo que producirá la llegada de otros miembros.

Tranquilizadoras, porque con lo que es este proyecto, no pasará nada si no estamos globalmente unánimes para hacerlo. Lo que significa que pasaremos cada etapa solamente si tenemos la certidumbre de su éxito. Suponiendo que no alcancemos el número de individuos necesarios, seguiremos entonces viviendo en el sistema de hoy en día. Regresaremos a nuestras vidas actuales sin ninguna consecuencia financiera u otra.

Puesto que se trata de un cambio de paradigma a escala planetaria, nos dirigimos hacia una estrategia global y sólo hablaremos de los fundamentos. Este proyecto quiere ser lo más conciso posible con una voluntad de transparencia y de sensillez para todos.

Todos los miembros del MOCICA están convencidos de una cosa : no hay ningún obstáculo ni problema, sólo adaptaciones.

Además, podrán ustedes observar a medida de la descripción, que ya tenemos a disposición y a escala mundial todos los elementos necesarios para el éxito de este proyecto.

Si algunos vacilan, que tomen el tiempo necesario para pensarlo bien y elegir la manera con la que desean ver evolucionar sus vidas.

Una cosa está segura, el tiempo está a favor de nosotros.

Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurección es, para el pueblo y para cada porción del pueblo, el más sagrado de los derechos y el más imprescindible de los deberes.
Artículo 35 de la declaración de los derechos del Hombre y del cuidadano
25 de Junio de 1793

Etapa 1 : La reunión

Estamos actualmente en esta etapa.

La reunión trata de 2 puntos fundamentales : el conocimiento del proyecto y la necesidad de los valores morales.

El primer punto tiene que hacerse con la difunsión ampliada y generalizada del proyecto MOCICA. Con internet y las redes sociales, tenemos muchas posibilidades. Sabemos que todo el mundo no lee lo que recibe por estas redes. Hay que incitar lo más posible a su alrededor para que lo descubra.

Por eso, comprueben que han informado su primer círculo social : amigos, familia, colegas.

Digan francamente que se han juntado con el movimiento. Si tienen ustedes amigos que viven en el extranjero, no se les olviden. No estén imponentes sino más bien convincentes.

Lean el proyecto a los que no pueden o no saben leer.

Abren cuentas de acceso Internet a los que no tienen.

Pueden contactarnos si ustedes pueden traducir este proyecto.

Por lo demás, también es importante hacer conocer el estado de ánimo del movimiento. Para ser eficaz, debe seguir pacifista y organizado. Cuáles sean las circunstancias, debemos seguir con este estado de ánimo y ejemplares en lo que concierne los valores morales y motivados para el cambio.

Para hacer conocer nuestro proyecto, también es importante ver el logotipo lo más a menudo posible y claro, sobre nosotros todos. A nuestro parecer, es importante que cada uno se implique con su creatividad y sus capacidades para ponerlo a la vista de todo su alrededor : insignias, anuncios, camisetas, cartelitos, librito, vídeos, proyecciones, cortometrajes, películas.

También pueden ayudarnos difundiendo el proyecto de varias maneras que podrían ser muy eficaces. Para eso, pueden consultar la rúbrica « difusión ».

No queremos adhesiones al movimiento de pago y deseamos solicitarles para unirse a esta acción pacifisca según sus posibilidades y sus recursos.

Ésta funcionará mejor si nos acostumbrados todos a implicarnos en el movimiento.

Es importante movilizarse a largo plazo.

Para el segundo punto – la subida de las consciencias de la necesidad de los valores morales – la mejor estrategia es simplemente que cada uno sea representativo de eso. Hay que seguir teniendo mentalidad abierta. El hecho de ser tolerante, empático, amable y sonriente produce un efecto contagioso en los que gozan del beneficio de esta subida. Poco a poco debemos vivir en esta atmósfera suave y tranquilizadora , es la mejor manera de difundirla.

Además, debemos adoptar ahora mismo una actitud ecológica responsable: Hacer la selección de los residuos, ahorar los gastos de energía, utilizar lo más posible los transportes públicos, ahorar el agua, comprar los productos locales. En resumen, actuar desde hoy como un ciudadano del futuro.

La gratuidad, el reparto, el altruismo y el servicio son, evidentemente aplicables desde hoy. El rostro de nuestra civilización se ilumina de día en día. Existen, a través del mundo, cada vez más asociaciones que ponen en evidencia la ayuda mutua, la gratuidad de los bienes y de lo alimentario. Ya no hay que vacilar : debemos reunirnos con ellas y crear otras.

El objetivo es obtener una mayoría suficiente de ciudadanos a través del mundo y al mismo tiempo, garantizar todos nuestros fundamentos antes de decidir el mismo día, como un solo hombre, de no utilizar más el sistema monetario en todos sus aspectos: billetes, tarjeta de crédito, talonario de cheques, monedas, giro bancario o postal.

¿Cuándo vendrá este día ?

Aunque, de la noche a la mañana, sólo la zona del Euro, por ejemplo, dejara de utilizar su moneda, eso bastaría para hacer bascular el sistema entero. Pero esta decisión tiene que ser más global y representar la de una mayoría de individuos.

Todos los miembros votarán juntos para decidir cuándo se va a pasar a la etapa siguiente. Pensamos que el 51% no será suficiente para adoptar este tipo de decisión y deseamos concluir este acuerdo con un número representativo de un 95% de los miembros. Cada uno dará su acuerdo hasta que lleguemos por lo menos a esta proporción.

Sólo lo podemos hacer de esta forma, de manera simultánea. Y tenemos que reunirnos previamente. Por supuesto, ningún gobierno no tomará esta decisión y si actuamos con pequeñas pinceladas al nivel del globo, esperando una difusión progresiva, ésta será demasiada lenta o no funcionará porque el sistema monetario la volverá imposible.

Al obtener un 95% de adherentes, nos concederemos un plazo de dos semanas durante el cual utilizaremos nuestras últimas economías para proveer un máximo de hogares en productos alimenticios, ropa y todo lo que cada uno considerará necesario, simplemente para tranquilizar las conciencias.

Así, el día D llegará en el bueno momento : es decir, el día en el que estaremos listos.

Supresión del sistema monetario

El día D, ya no utilizaremos ningún medio de pago : tarjeta de crédito, giro de dinero, deducción, moneda, billetes, cheques.

Juntos, celebraremos este día histórico por todas partes en el mundo.

A partir del día siguiente, pasaremos a la etapa 2.

Etapa 2 : Dominio de la situación

Nada más fácil : para conservar un ambiente que ya conocemos y tranquilizador para todos, en primer lugar es importante que sigamos viviendo como de costumbre sin utilizar el sistema monetario. Estaremos agredecidos a los que tienen oficios agotadores que perseveren por lo menos durante la etapa 2.

Tienen que ir a sus reuniones, seguir estudiando, respetar los horarios habituales de su vida cotidiana. Deben ejercer su profesión, que sea la de artesano, agricultor, labrador, guardia del orden público, conductor de autobuses, dentista, panadero, obrero, carpintero, peluquero, conductor de camiones, florista, vendedor, pescador, electricista, etc...

En cuanto a los empleados de tiendas y de hipermercados, hay que administrar lo mejor posible para un reparto equitativo de lo alimentario y de las provisiones privilegiando primero a los más desprovistos.

Vivir todos de manera simple para que todos puedan simplemente vivir
Gandhi

Deben vivir lo más normalmente posible. Hagan compras como las suelen hacer, no consuman más, y si posible hasta menos, siempre dejando la prioridad a los pobres y los necesitados actuales. Evaluan lo que necesitan y limítense a lo esencial. Si son ustedes testigos de abusos y de tensiones, ayuden a tranquilizar u organizar la situación si lo juzgan necesario, representen sin cesar los valores morales y la no violencia.

En resumen, vivan como de costumbre, pero sin usar el dinero y que sea de utilidad pública.

Si para ustedes es fácil saber lo que harán, cómo será su cotidiano (más o menos el de hoy, pero más simple), sepan que es lo mismo para todas las otras personas. Es inútil comprobar que cada uno haga lo que tiene que hacer. Lo que es evidente para ustedes, también lo es para los demás. Se tratará en efecto de las competencias habituales, del cotidiano, por supuesto, algo muy fácil para ellos también.

Para los que tendrán que cambiar de oficio, se volverán manos de obra suplementarias y disponibles.

Desde los primeros días de la etapa 2, pediremos a cada miembro que nos dijera cuando él será tranquilizado y listo para seguir. En aquel momento, esperaremos también el acuerdo de unos 95 por ciento de los miembros. De esta manera, pasaremos a la etapa siguiente cuando la situación será calma, controlada y tranquilizadora para todos.

Etapa 3 : La organización

Las prioridades

Al mismo tiempo que nos aseguramos tener una base sólida en los países desarrollados para que sean tranquilizadores para ellos mismos y eficaces para otros, nosotros tendremos que dirigirnos hacia los países pobres y subdesarrollados. Sólo nosotros tenemos las fuerzas y las capacidades técnicas para cambiar nuestro mundo, ellos no.

Los países desarrollados podrán separarse en dos categorías de voluntarios : Los que van a mantener el desarrollo de la vida habitual en su región del globo, poniendo a disposición sus saberes, y los que desearán viajar con fines humanitarios.

Cada uno va a participar como lo desea, tanto tres semanas como tres meses, o si no, nada.

Les recomendamos que nos vayamos con amigos y/o con con la familia para que la situación sea más agradable y estupenda para todos.

Nada debe ser impuesto, la base es ser voluntario. Es uno de los elementos básicos del nuevo paradigma.

Gerencias

¿ Quién va a gobernar ? ¿Dirigir ?

La respuesta más evidente es : Nadie. Sobre todo hoy, no sería ni una ventaja ni una necesidad. El hecho de ya no tener dirigente es una perspectiva no solamente concreta sino también ineludible. Eso nos garantizará la base social la más sana y duradera con la que podemos soñar. Una sociedad autónoma no debe ser dirigida y la autonomía es el signo de una gran civilización.

La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo mismo, para el pueblo.
Abraham Lincoln

Las leyes y las decisiones tienen que ser el resultado de una elección común, y no la de una sóla persona ni la de una asemblea. Pueden ser mucho más simples y reducidas que todas las leyes actuales, basándose únicamente en principios evidentes, claros y fundamentales. Eso va a permitir tener leyes claras para cada uno de nosotros. Todos juntos, podremos definirlas y le propondremos en el capítulo siguiente un principio único en el que podremos basarnos con el acuerdo de todos.

La organización ya no deberá existir con una jerarquía vertical sino con una cohesión horizontal de la sociedad. A través de los barrios, luego ciudades, regiones y países para un reparto estudiada de manera inteligente de las necesidades y de los recursos.

Sin embargo, se podrán elegir a representantes. Si ciudadanos se eligen para representar su sociedad, ciudad, población o nación, no van a imponer ningún orden ni ley. Su papel será reunir las peticiones y las ideas de los que ellos representan y facilitar los intercambios con las otras sociedades, ciudades, poblaciones o naciones por intermedio de sus representantes.

Justicia

Un mundo sin dinero no supone la abolición del sistema judicial y de la policía que deben seguir a garantizar nuestra seguridad y el respeto de las leyes.

Pensamos que sería interesante volver a definir textos y leyes modernas, todos juntos, para una sociedad que no sea monetaria y que serían reducidos y simples en comparación con lo pesado y lo complejo de los de hoy.

Hay un aumento incesante de leyes cada vez más numerosas, apremiantes y restrictivas, ellas son los estigmas de un sistema que se hunde y que ha perdido el control. Son las pruebas flagrantes de un sistema que trata de reajustar su propia caída. Si nuestro sistema necesita cada vez más leyes, es porque hay consecuencias de las que él mismo es responsable.

¿ Será útil precisar que tenemos la prueba de eso cada día ?

El buen sistema tiene que tener como característica principal la necesidad de ninguna modificación. Tiene que ser una referencia firme e inflexible, universal, perfectamente coherente y autosuficiente a lo largo del tiempo. Será el que permitirá a nuestra civilización caminar sin cesar correctamente, autoregularse naturalmente y simplemente en el equilibrio, sin nunca necesitar acusarse.

Sin el sistema monetario, y únicamente con esta condición, podremos definir el ambiente adecuado de nuestra sociedad respetando una sola y única finalidad : asegurar y proteger la libertad máxima de cada individuo. Lo que corresponde a prohibir a cualquier persona de limitar, en todos sus aspectos, la libertad de los demás. Un sistema tal como éste no tiene fallos si lo aceptamos todos. Con él, obtendremos únicamente las leyes que necesitamos, coherentes e inmutables. Ellas nos alejarán de manera definitiva de todos los conflictos posibles y nos asegurarán un contexto social el más portador y prometedor que sea.

Para asegurar la libertad máxima de cada uno de nosotros, estas leyes respetarán los principios siguientes :

No matar.

No violar.

No robar ( lo que de toda manera será inútil en aquel mundo)

No perjudicar al Hombre y al equilibrio de su Planeta.

No tomar riesgos con la vida de los demás.

No prohibir (en el límite de esas leyes).

No obligar (lo que corresponde a la abolición definitiva de dirigentes).

Reparto de las tareas

Cuando hacemos lo que nos gusta, eso se llama « Libertad »

Cuando nos gusta lo que hacemos, se llama « Felicidad »

Para empezar, los oficios del porvenir no serán exactamente los mismos, van a concernir los sectores de la construcción, de la gestión, de los recursos, de la tecnología, de la comunicación, de las infraestructuras, de la distribución, de la enseñanza, de la investigación , de la confección, de la salud, del Arte y de la cultura, de la justicia y de la seguridad, del espectáculo, de los ocios, del deporte y de la ecología.

Los oficios de la finanza ya no existirán ni su gestión : comerciales, publicistas, banqueros, aseguradores, ujieres, contables, controladores fiscal, gestores del patrimonio, interventores de cuentas, traders, ministras, políticos, dirigentes.

¿ Quién tendrá que hacer las tareas las más difíciles, las más complicadas, las más ingratas ?

La regla de oro será la equidad. Adaptándose poco a poco de manera firme, cada uno podrá progresivamente hacer lo que le gusta.

Es importante precisar que cada uno será considerado al mismo nivel que los demás. Todo el mundo no sería capaz de estudiar durante diez años para ser médico, pero tampoco pocos médicos serían capaces de usarse físicamente como un albañil por un sólo año de estudio. Si el albañil puede tener la vida salva por su médico, éste le necesita para tener un alojamiento. A la vista de una sociedad moderna, hacer largos estudios no prevalece en nada de los favores de cualquier persona y viceversa.

Necesitamos a todo el mundo. Cada uno tendrá que asumir sus elecciones y nunca quejarse, que el esfuerzo sea intelectual, físico, o los dos.

Si algunas tareas ingratas o difíciles no pueden ser automatizadas a través de la alta tecnología (lo que es poco probable) y si encontramos a voluntarios, entonces la equidad y lo justo será de hacerlas por turno con la creación de organigramas.

Facilitaremos lo mejor posible las condiciones de trabajo para volverlas las menos apremiantes posibles. Nos pondremos de acuerdo a propósito de un tiempo de trabajo reducido al mínimo gracias a una mano de obra disponible y probablemente masiva.

Otra posibilidad se presenta ; la creación de un año de servicio cívico que haríamos al principio de la edad adulta, en la fuerza de la edad, en el país de nuestra elección con los amigos que queremos.

Si constatamos que un bien de consume se rarifica a causa de una falta de entusiasmo en las fábricas para producirlo, tendremos que entender que es un hombre, una mujer, un niño que vive un cambio que mejora su vida. Constatar que un bien se rarifica o desaparece será una señal de progreso y no de regresión. ¿Qué impacto eso tendrá en nuestras vidas ? Tal vez menos bienestar material pero para una verdadera evolución de la sociedad.

La posibilidad de perder por un tiempo un poco de bienestar material en cambio de un bienestar social como el de un mundo libre, sin deudas ni conflictos nunca debería ser una perspectiva que nos modera.

Además, toda baja de producción industrial tendrá un doble impacto positivo para la ecología : menos contaminación, y también una incitación al reciclado de los productos que ya existen.

La propriedad

El alojamiento es un problema sólo si nos quedamos bloqueados en el Ego de hoy en día. Al principio, todo el mundo no tendrá la misma superficie ni la misma categoría, es algo inevitable. Pero no es normal preferir el sistema actual porque crea la falta de equidad y nos evita procurarla.

La prioridad será que todo el mundo tuviera un alojamiento.

Después, de toda manera tendremos que renovar poco a poco la mayoría de nuestros alojamientos conservando al mismo tiempo las obras arquitecturales más bonitas de nuestra época si le deseamos.

Todos tienen una pérdida energética, aunque actualmente, ya sabemos construir alojamientos con rendimiento energético positivo. Todos seremos propietarios de nuestro alojamiento y con el tiempo, se satisfacerá cada vez más a todo el mundo.

Construiremos los alojamientos del porvenir lo más equitativamente posible en término de comodidad y de superficie, existirán categorías diferentes entre un alojamiento para una persona soltera y él de una familia, pero con un deseo de comodidad idéntica.

Cuanto más progresaremos más la equidad será general.

La ecología

Primero, el fin del sistema monetario redicirá de manera masiva las idas y vueltas de los comercios y de la industría. La contaminación se reducirá con la misma fuerza y rapidez que el crimen. La supresión del sistema monetario es actualmente nuestro único medio de acción para detener esta supracontaminación industrial, asesina y ciega, lo que de toda manera será nuestra prioridad absoluta.

Después, estamos categóricos : la competencia del hombre en energías limpias podrá sin problema permitir la distribución de la energía necesaria al Planeta entera. Y eso, sin recurrir ni al petróleo ni al nuclear.

En un mundo basado en el afán de lucro ¿ Por qué favorecer medios ecológicos que proponen pocos beneficios ?

Un sólo ejemplo entre muchos :

Producir en el desierto es popularmente considerado como una idea excelente, y claro que lo es puesto que por ejemplo, el desierto del Sahara que está cubierto de instalaciones solares representaría 750 Terawatts (Mil milliones de watts) instalados. Pero la Tierra nunca consume más de 14 TW al mismo tiempo.
blogphotovoltaique.com

Educación, escolaridad, enseñanza, ciencias

Los niños son la base más pura y esencial de nuestro porvenir. Una educación inteligente y alentadora ofrecerá a nuestra sociedad un porvenir muy próspero, duradero y virtuoso.

El sistema escolar ya podría dejar de basarse en notas que dependen de un mundo en el que gobierna la competición. La única meta sería transmitir el saber y las competencias necesarias para el proyecto de vida de cada uno.

Ya no deberíamos decir «está falso » sino más bien « inténtalo otra vez », «lo estás consiguiendo », « te voy a explicar » hasta obtener el diploma con aprobación de un jurado de profesionales. No se necesitan notas cuando una simple validación es suficiente.

El argumento que « la competición anima la motivación » es verdadera para unos pero catastrófica para otros. Este sistema también participa al desánimo. Para obtener más motivación hay que dar más ánimo ¿ Por qué no hacerlo de esa manera más eficaz y productiva ?

Podremos enseñar a los niños las reglas de vida elementarias, por ejemplo de qué manera estar en armonía con si mismo sin enfadarse con los otros.

Podremos crear una escolaridad basada en la polivalencia y enseñar desde la niñez las bases del bricolaje, de la jardinería, del cuidado, de la ecología, del bienestar y de la cocina sana.

Cual sea el sector científico estudiado, debemos intercambiar nuestros conocimientos y favorecer la conversación con un máximo de mentalidad abierta y de consideración para los descubrimientos de los otros. Siempre debemos privilegiar la humildad en cuanto a nuestras certidumbres, todo el mundo aprovechará algo de eso.

La salud

Es evidente que tendremos una salud mejor en un contexto tan sano, calma, tranquilizador y cuyas curas por fin serán accesibles por todos.

La unión hace la fuerza

Cualquiera que sea su profesión, les rogamos fuertemente que se reúnan entre colegas para intercambiar ideas y crear nuevos proyectos. Puede servir para acciones locales o humanitarias, al nivel regional, nacional o internacional. Cuanto más nos reuniremos y compartiremos nuestros puntos de vista más nuestras acciones serán estudiadas, analizadas de manera correcta, optimizadas. El punto de vista de cada uno tiene importancia. Cada buena idea viene de un individuo. Deben ustedes proponer, hablar, compartir, analizar y actuar según sus condiciones comunes de trabajo y de armonía. El Hombre se destaca hoy en día en todos los sectores, tanto en los conocimientos como en las competencias. Por eso podremos conseguir todo lo que estará en juego en el porvenir.

Si se sienten capaces de ser un líder con proyectos, no deben vacilar en expresarse y en proponerse para este papel pero sin imponerse

Ya no debemos vacilar en llamar a los demás para servirnos de nuestras competencias respectivas. Es poco probable que un profesional o una sociedad no conteste a las solicitudes de este nuevo contexto basado en la motivación y ya no en la obligación.

Los territorios

Si hoy, hay tantos pobres que toman riesgos para atravesar las fronteras de los países ricos, no es para su clima, su cultura, y aún menos su ambiente acogedor sino únicamente para encontrar dinero. Son actos de supervivencia. ¿ Por qué tomar tantos riegos si ya no hay dinero ? Si pudieran escoger de quedarse en sus tierras, con sus familiares, con su clima. Mañana, podremos permitir a todos vivir decentemente en su país, lo que será en primer lugar la mejor de las soluciones para todos.

Funcionando de esta manera, nos daremos cuenta un día u otro que las fronteras no tienen importancia y que sólo existen en nuestras mentes.

El Planeta que nos permite vivir merece más que la representación dividida que tenemos de ella, dibujada por la mano del Hombre, mostrada por todos y mantenida por nuestra propia voluntad.

Valores

Los bienes ya no tendrán valor. La Vida recobrará la suya, la más importante.

Si nada se paga, entonces todo está gratis : los motores de viento, los paneles solares, la comida bio, las curas, la enseñanza, los transportes, los estudios, los alojamientos, el deporte, los viajes, los ocios, los pasatiempos, todo lo que necesitaremos.

III. Una nueva era

Estamos viviendo un período crítico y decisivo de la Historia de la Humanidad. Nunca ha sido más urgente actuar, cambiar, reedificar. Y eso es tal vez lo más absurdo de nuestra sociedad : no hacemos nada a causa de la falta de medios financieros sin tomar en cuenta que tenemos la ventaja de todos los medios humanos. Tenemos todas las competencias con las que podemos soñar y una mano de obra gigantesca.

No tendríamos tantas leyes si nuestro sistema fuera bueno.

« La prohibición de hacer » sólo sería válida si se referiera a la Libertad del individuo y a la protección de su Planeta.

« La obligación de hacer » no se aceptaría excepto en caso de un deber fundamental : la protección del individuo y de su Planeta.

Sin embargo, tanto las obligaciones como las prohibiciones existen por todas partes, cada vez más absurdas y numerosas.

Vivimos actualmente una fase de transición entre dos eras que serán en la Historia radicalmente diferentes, a decir verdad, opuestas por completo.

La primera, la de hoy, se basa en los bienes, el individualismo, la competencia, la obligación, la esclavitud moderna y el acondicionamiento.

La siguiente será la de la autonomía. Será basada en el individuo, su Planeta, la iniciativa, la cooperación, la coordinación, la motivación y la Libertad verdadera.

La pereza y el individualismo son la expresión del rechazo del sistema.

La motivación y el altruismo serán la expresión de la libertad de un individuo.

Dentro de algunos decenios, contaremos a nuestros hijos lo que era el sistema monetario y las relaciones que mantenemos actualemente. Todo eso les parecerá tan bárbaro, precario y violento como lo era la Edad Media según nuestro punto de vista.

Pero el tiempo pasa y la Vida siempre ganará.

Cuando vemos lo que pasa actualmente, sería fácil pensar que la Edad de Oro de la Humanidad está atrás y que sólo vendrán la decadencia y el deterioro de nuestro Planeta. Sin embargo, la necesidad nos lleva incansablemente hacia el único camino del porvenir : el de la armonía y de la unión.

Evidentemente, los acontecimientos nos llevarán hacia lo mejor : una civilización en la que reinan la Libertad, la Equidad y la Armonía.

Lo mejor no está atrás, todo lo contrario.

Esto siempre parece imposible, hasta que se lo haga.
Nelson Mandela